Quienes somos

Quienes somos

Amics de l´estilogràfica

"Somos un grupo que ama a las estilográficas y en general a todos los instrumentos inventados para escribir. Nos reunimos para apreciar nuestros hallazgos, valorar nuestras adquisiciones y conocer mejor este mundo. Tal como escribió Ovidio: "Amor odit inertes", el amor odia a los inactivos; quizá por ello en la tarea compartida encontramos nuevos estímulos para vivificar nuestro interés. "

.

.

ELLA ME SUSURRA POR ROLLER


Cuando adquieres una pluma confias que cumpla las expectativas que de ella esperas, pero hay un componente que no va incluido en el precio que es la “ilusión” esto lo tienes que poner tú y  es distinto para cada uno y ese valor añadido hace que muchas piezas sean para nosotros invendibles.
Recientemente adquirí  en una subasta de la Bahía, una estilográfica concretamente es una Pelikan 100N  producida entre 1937-1954 o sea periodo de entre-guerras, cuando la tenía en mis manos me hice una pregunta, una pluma fabricada en Alemania, se vende en Polonia y se compra en España, esta pluma ya lleva unos cuantos años a sus espaldas y es una verdadera lástima que no pueda contarnos la experiencia vivida y por las manos que paso y los avatares que sufrió , ya imaginar cómo llego a las manos de sus dueños es todo una aventura, sería el regalo de un ser amado o fue un frio regalo de empresa o fue la culminación del sueño de una persona que la admiraba en el escaparate de una tienda que pasaba cada tarde al regreso de su trabajo y fue juntando el dinero necesario para realizar su sueño, pero la pregunta mas dramática es, cual fue el motivo que tuvo para desprenderse de ella, lo que no me cabe duda es de que esta persona la tenía en alta estima porque a pasado a través de los años con dignidad y muy bien cuidada, deduzco que debería ser una persona con una cierta sensibilidad por estos objetos, igual la utilizaría habitualmente o solo la utilizaba para momentos especiales, es muy posible que fuera asomada en el bolsillo superior de su chaqueta como se solía hacer en aquellos años o viajara guardada en las intimidades del bolso de de una dama , quizás estuviera sobre la mesa de un despacho siempre dispuesta a escribir las últimas palabras  de un contrato, tal vez anidaba en las manos de un joven que con pulso impetuoso escribía  una  carta a su enamorada.
Las plumas además de ser un objeto mecánico tienen una gran carga emotiva que hace de ellas un instrumento inolvidable

Qué pena que mi pluma no hable y me cuente la historia de su vida,  pero puedo aseguraros que  hay momentos en que  creo oír sus susurros.
          Roller



Aquí empieza la reconstrucción de la historia de la pluma

Llegado a este punto la curiosidad pudo conmigo y como un flash se me paso por la cabeza la idea de conocer la autentica historia, durante días le di vueltas al tema, pensando que este capricho me iba a costar una pasta y que a lo peor no consigo conocer la verdadera historia, la casualidad  me facilito las cosas,  en un coctel celebrado en la Casa Asia por el cónsul de China en Barcelona me presentaron al gerente de una famosa Agencia de Detectives y le  conté la historia de la pluma y le pregunte si me podría asesorar acerca de quién podría investigar esta historia, el hombre después de titubear me contesto, si alguien puede encontrar el hilo conductor de esta historia seria Simon Wiesenthal    (famoso caza nazis) lastima de que había fallecido no obstante su ayudante un tal Zimmermann era el mejor sabueso para conocer hechos de la época de la segunda guerra mundial, me facilito un teléfono, así que pasados unos días y con mi Ingles de costa me puse en contacto con el , y como casualmente el mes próximo tenía que ir a Alemania aprovecharía la ocasión.

El me cito en un lúgubre café de la  Núremberg strasse   delante de la antigua Stasi, si en la zona que antes era Alemania del Este, era un día gris, habíamos quedado a las 4 de la tarde, yo por si acaso llegue media hora antes, así que me dio tiempo de contar las baldosas que componían el vetusto local, a las 4 en punto (eso sí tienen los Alemanes, puntualidad), apareció  Zimmermann por la puerta un hombre alto desgarbado con pelo canoso y con un abrigo de piel que le llegaba hasta los tobillos, yo le levante la mano en señal de que este era yo, por otro lado no había ninguna duda, pues en el local no había nadie mas, se sentó delante de mi, hombre parco en palabras donde los hubiera , solo me dijo una cosa “si la pluma tiene historia usted la conocerá”  me pidió 500 euros por adelantado y 500 euros a la entrega de la información, sin recibos ni iva ni puñetas, me dio de plazo tres meses, me pidió mis datos y mi teléfono y me dijo que ya me contactaría, se levanto de la silla y desapareció como una exhalación.

Transcurrió el tiempo y aproximadamente al cabo de 2 meses recibí una llamada de Zimmermann  y me dijo que ya tenía la verdadera historia, que le ingresara los 500 euros en una cuenta y me enviaría por paquete exprés la información,  así lo hice y en el término de una semana recibí un sobre tamaño DIN A4 con 5 folios escritos en Ingles describiendo las peripecias de la famosa pluma y aquí os resumo el contenido del informe.

La pluma probablemente fue comprada por un estudiante de arquitectura judío de nacionalidad húngara que se quedó embelesado ante una tienda del centro de Munich en Octubre de 1.937. El pobre, en 1.942, fue detenido y deportado al Campo de concentración de Mauthausen. Durante el registro de la buhardilla en la que residía con otro estudiante, también judío, un teniente de las S. S. se quedó con la estilográfica.

 Este teniente de las S. S. fue enviado al frente ruso a principios de 1.944, como consecuencia de ser pillado in fraganti en actitud amatoria en la alcoba de un coronel de la Luftwaffe con la esposa de éste. El teniente falleció en el frente, pero su asistente se hizo con sus objetos personales y los envió a su casa en Stuttgart, donde vivía su mujer y su hijo de corta edad, quien la conservó hasta su muerte en 1.953 como recuerdo de su padre, muerto en el frente en defensa de unas ideas con las que él no comulgaba, pero que al fin y al cabo era su progenitor. He olvidado decir que este muchacho con el tiempo fue estudiante de derecho de la Universidad de Bonn y posteriormente fue un reputado abogado, a cuya muerte, sin descendencia directa, y teniendo como única heredera a una prima lejana suya, que en cuanto pudo se deshizo de todas sus pertenencias, incluida una formidable mesa de despacho en cuyo interior de uno de los cajones estaba la olvidada pluma Pelikan, no así del magnífico piso que disfrutó durante muchos años  corría el año 1.993 en el momento en que la antipática prima del fallecido abogado vende todos los bienes muebles de la vivienda a un avispado y conocido anticuario de Stuttgart en un lote, entre los que recordemos se encuentra la espléndida mesa de despacho, sobria y elegante, de estilo Biedermeier, en cuyo interior permanece olvidada tu pelikan.

 Pues bien, hete aquí que este popular anticuario que adquiere los enseres recibe la visita de su primo Grzegorz, quien acaba de abrir una sórdida almoneda en un barrio a las afueras de Varsovia, pero que no deja de ser lo que aquí denominaríamos un perverso subastero empeñado en la liquidación de patrimonios subastados.

 En este estado de cosas, el mobiliario es trasladado en un camión de mudanzas a Varsovia hasta la nave de Grzegorz, dónde los muebles son apilados sin compasión.



 Un buen día el bueno de Lech Wałesa, aficionado a las antigüedades, para descansar de la ajetreada vida pública y olvidarse momentáneamente de la pérdida de las elecciones presidenciales de 1995, en las que sufrió un duro revés, acompañado por un buen amigo suyo, cuyo nombre obviaremos, médico de profesión, decidió visitar la nave del "tratante de bienes" antes citado, y quedó prendado de la mesa de despacho susodicha, adquiriéndola sin ni siquiera regatear su precio. Al abrir uno de los cajones encontró, dentro de una agenda de hojas amarillentas y deformes por el paso del tiempo, una pluma pelikan, que regaló inmediatamente a su buen amigo médico, sabedor de que éste era usuario de estilográficas, pues le había visto en multitud de ocasiones en su consulta utilizarlas.

 Por supuesto, el amigo de Lech no puso a la venta la pluma que le había regalado el famoso político polaco, sino que la guardó con cariño y afecto. Fallecido el amigo médico, el hijo de éste, sin conocer la historia de la estilográfica, y puesto que tenía un negocio de venta de objetos en ebay e internet la puso a la venta. Y es aquí cuando nuestro compañero roller se hizo propietario de la estilográfica al adquirirla en subasta.

 Cuando la esposa del bueno de Lech Walesa limpiaba la flamante mesa de despacho adquirida por su marido, una vez ubicada ésta en un rincón del salón de la casa del político, cerca de la ventana, se encontró con la ajada agenda en cuyo interior había una nota escrita de puño y letra del abogado fallecido, que recordemos, era hijo de un teniente de las S.S. muerto en pleno combate durante la 2ª G. M.. La nota manuscrita literalmente decía: "Espero que esta estilográfica de mi padre que yo nunca he querido utilizar, llegue algún día a manos de alguien que sepa apreciarla y cuidarla como se merece".

 Parce que ese alguien eres tú, roller



Esta es la  Pelikan 100N de la historia



.































































2 comentarios:

  1. Suficientes fotos de la plumita ;-) es como si uno la tuviera delante... hasta se pueden ver sus partes más íntimas :-o

    ResponderEliminar
  2. Preciosa y en un estado magnífico. Gracias por este relato, con el que nos sentimos identificados todos los que admiramos y tenemos algunas piezas antiguas, que no anticuadas.

    ResponderEliminar